El Trascendente / Universidad Mondragón México | Universidad Mondragón México - Part 2
Fresh from the blog

News & Events

ingen-head-824

Redacción
4 de octubre 2021

  • Los especialistas en procesos alimentarios de la Universidad Mondragón México presentaron sus recomendaciones para mantener la cuarentena en casa.
  • Piden que se desmitifique a los alimentos procesados como algo dañino para la salud, al ser una opción nutrimental y segura.
  • Proponen que cualquier alimento al llegar a casa, sea sanitizado para reducir riesgos.

 

:

:

Los alimentos procesados como enlatados, sellados al vacío, ultrapasteorizados o congelados son la mejor alternativa para soportar la cuarentena por la contingencia que enfrentamos queretanos, mexicanos y en general la población mundial, destacan los especialistas de la de la carrera de Ingeniería en Procesos Alimentarios Universidad Mondragón México (UMx).

 

 

Luego que las autoridades federales declararan la emergencia nacional ante la pandemia generada por el coronavirus, Covid-19, y la prolongación de la cuarentena hasta el próximo 30 de abril, los académicos de la carrera de Ingeniería en Procesos Alimentarios de la UMx dieron a conocer sus recomendaciones para la selección y compra de estos productos, y sobre todo eliminar mitos y desinformación respecto a su calidad nutrimental.

 

Francisco Quintanilla, académico de la UMx y doctor en Ciencia de Alimentos, señala que lo más importante es entender que todos consumimos alimentos procesados, “eso es lo que hacemos todos los días en la cocina, la diferencia es que en la industria estos procesos se mejoran y se hacen de manera más eficiente”.

Por ejemplo, cita que en el caso de los enlatados, los alimentos se limpian al máximo, se cosen al punto exacto y se envasan de manera esterilizada y al alto vacío, por lo que es un mito que se empleen conservadores para que los productos se conserven por años.

 

 

Otro gran mito, enfatiza el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, es que los alimentos ultraprocesados son dañinos para la salud, porque hasta una sopa de fideo con pollo hecha en casa entra en esta definición, al ser el resultado de una combinación de varios procesos para su producción.

 

Ashanty Piña, directora académica de ingenierías de la Universidad Mondragón México, complementa que estos productos no son sólo una opción para tiempos de contingencia sanitaria -como los actuales- o de guerra, sino una alternativa efectiva y económica para los diferentes estilos de vida de la actualidad. Destaca que es importante que las personas sepan cómo seleccionarlos, almacenarlos y manejarlos en el hogar.

 

Puntualiza que lo primero en lo que hay que fijarse es en la fecha de caducidad o consumo preferente; aunque describe que esto no siempre significa que el producto ya no sirva para su consumo, por su parte la fecha de “consumo preferente” indica más bien que la calidad o presentación comienza a mermar.

 

 

“Puede ser que ya no tenga la misma consistencia, color o sabor. Por ejemplo: el puré de tomate enlatado o en caja ya no mantiene el rojo y comienza a tomar tonos cafés, por el proceso natural de oxidación, pero se mantiene libre de microorganismos”, asegura la académica.

Otra recomendación para este tiempo de cuarentena es que todos los alimentos frescos o procesados que se adquieren, antes de meterlos al refrigerador o alacena deberían ser sanitizados, rociándolos con una solución ligera de cloro en agua para evitar(Por cada litro de agua, usar al menos una cucharada de cloro y usar directo con un atomizador), que lleguen a contaminar lo que ya se tiene en casa.

 

 

Recomienda también que al momento de guardarlos, procurar que los productos que lleven más tiempo almacenados estén más a la mano para que se consuman más pronto.

Antes de abrir algún alimento empaquetado, asegura que lo mejor es limpiar su tapa para eliminación de polvo, plaguicidas o cualquier otro elemento o contaminante al que haya sido expuesto durante su almacenamiento o manejo hasta la tienda o de camino a nuestra casa.

En el caso de los ultrapasteorizados, como la leche, que pueden duran hasta 12 meses desde el momento de su producción, una vez abiertos se deben consumir lo más rápido posible y si se refrigeran evitar contaminar la salida del contenedor, como beberlos directamente o meterles una cuchara sucia, para prolongar su tiempo útil.

 

 

Es importante también leer con detenimiento las etiquetas para conocer lo que contiene el producto, para saber si es realmente lo que se quiere comprar. Por ejemplo: en las latas de atún, ver que realmente el primer ingrediente sea atún, si está en aceite o agua o si está mezclado con soya. Tomando en cuenta que las variaciones representan costos diferentes en los productos y diferencias nutrimentales.

 

Hacer una selección versátil, que les permita hacer varias combinaciones para aprovecharlos mejor. Podrían ser los frijoles enteros ya sea para hacerlos refritos o para hacer la base de unas enfrijoladas. También puré de tomate para hacer sopas, salsa de pizza u otros guisados, así como verduras enlatadas, atún, sopas instantáneas y arroz, y salsas entre otros.

 

Respecto a los embutidos, Piña recomienda que se prefieran los productos empaquetados desde fábrica, con la porción que en promedio se consuma en casa para evitar que se echen a perder una vez abiertos.

En el tema de las verduras, indica que es preferible las congeladas porque tienen mejor calidad nutricional, al no estar expuestas a altas temperaturas para su cocción, por lo que la calidad del producto, textura y colores se mantienen.

La directora académica, de la Ingeniería en Procesos Alimentarios, menciona que uno de los impactos positivos que dejará la contingencia es que las personas aprenderemos a mejorar nuestras medidas higiénicas en el manejo de los alimentos, tomar mejores decisiones sobre lo que consumimos, la cantidad que en verdad se necesita y cuáles puede almacenar por semanas o meses y, con ello, ahorrar.

_MG_0595

Redacción
24 de septiembre 2021

Con la finalidad de conocer las actividades y compromisos realizados durante la firma del convenio de colaboración entre la Universidad Mondragón México y La Universidad Prince of Songkla en Phuket, tuvimos el honor de recibir en nuestra universidad la visita del Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Real Embajada de Tailanda en México H.E. Paisan Rupanichkij y de su consejero Kasem Sailuenam.

 

:

:

Durante el evento, nuestro rector Arturo Alvarado tuvo la oportunidad de presentar las bondades de nuestro modelo educativo y el abanico de posibilidades a las que pueden acceder los estudiantes tailandeses que decidan continuar su plan de vida en suelo mexicano. Así mismo, el embajador recorrió las instalaciones deportivas, educativas, de esparcimiento general y culinarias de nuestra universidad, donde los futuros alumnos de intercambio entre la Facultad de Gastronomía y Turismo UMX y Turismo y Hospitalidad de la PSU realizarán actividades. También, comentó que tal vez en un futuro nuestros alumnos puedan aprender más sobre la gastronomía y la cultura tailandesa, fruto de esta valiosa relación.

Conoce más sobre nuestras carreras de gastronomía y turismo en www.mondragonmexico.edu.mx/licenciaturas

 

 

g3ba4b2cd52894cd3e2cd0671839716a682a1fae61324ed504caafbccc941ac41da5e5115453308848daf2e37eb8ff983_1920

Por Franderson Margarito Barcenas Licon LD Séptimo Semestre

Podríamos pensar que existe poca relación entre la Responsabilidad Social Empresarial y la Competencia Económica, pues la percepción que tenemos de la misma puede ir ligada a los rasgos más comunes que analizamos en los productos o servicios como lo es: el precio, calidad o utilidad. Y no es errónea esta percepción, sin embargo, debemos comenzar a visibilizar y posicionar la importancia que debería tener el consumir productos o servicios que cuenten con un amplio sentido de responsabilidad social y que nos ayuden a disminuir las problemáticas sociales y económicas en las cuales nos encontramos.

La responsabilidad social empresarial (RSE) se ha convertido en uno de los aspectos relevantes para los consumidores, ya que se preocupan por el tipo de empresa que está detrás del producto o servicio que adquieren.”

En los últimos años hemos cambiado la forma en la que consumimos, y de la misma forma debería cambiar la manera en la cual las empresas y emprendedores compiten.

Debido a lo anterior nos percatamos que el máximo beneficiario de las políticas y acciones encaminadas a generar competencia, son los consumidores finales, tal como la COFECE lo menciona en reiteradas ocasiones en diversos textos de divulgación.

Teniendo claros algunos antecedentes nos encontramos con que la Responsabilidad Social Empresarial como un indicador o mecanismo para que las empresas compitan de una manera sana en la búsqueda de clientes, puede ser vista desde diversos ángulos:

económica a favor de la sostenibilidad, las empresas que la integren desde ahora en su modelo de negocio podrán adaptarse mejor para no quedarse atrás.”

 

:

  • Como un modelo o política interna que propicie la Competencia Económica; 

La Competencia Económica tiene como beneficiario principal al consumidor, por lo que las empresas y emprendimientos deberían tener alineados a sus modelos de Responsabilidad Social Empresarial lo dispuesto en el marco normativo de la materia, en la búsqueda de tener una visión clara de la importancia que tiene seguir la ley y aplicar las normas de una manera correcta, garantizando un piso parejo para todos.  Por lo que debe existir congruencia interna en las empresas para destinar tiempo y presupuesto para el ejercicio de modelos de responsabilidad social empresarial, cuando los recursos provengan de una sana competencia y no de un abuso de poder y posicionamiento sobre otras empresas o marcas. 

De la misma manera existen diversas acciones que pueden ser incluidas en los modelos de responsabilidad social empresarial y que se encuentran alineados a la normativa, garantizando el cumplimiento de políticas internas que propicien la competencia económica, por ejemplo: 

  1. a) Cumplir con el marco legal en Materia de Competencia Económica, promoviendo las buenas prácticas y garantizando un piso parejo; 
  2. b) Cumplir con las sanciones impuestas, por la omisión de alguna disposición en la materia; 
  3. c) Colaborar con la autoridad investigadora sin entorpecer los procesos; 
  4. d) Promover el acceso a la información de los colaboradores sobre Competencia Económica, y sus beneficios en la sociedad; 
  5. e) Emitir recomendaciones a la autoridad competente, para mejorar los procesos, leyes y/o reglamentos referentes a la Competencia Económica.

:

2. La nueva normalidad posterior a la pandemia del COVID 19 nos ha traído un antes y un después en todos los aspectos de nuestras vidas, incluyendo la forma en la que consumimos.

La generación de programas de Responsabilidad Social como una propuesta de valor para las empresas, les permite acceder a nuevos mercados que serán un engrane importante para la economía en un futuro, por ejemplo, el desarrollo de nuevas tecnologías, la economía circular, las energías renovables o la economía naranja. “Dado que en los próximos años viviremos una revolución

Por otra parte, propiciar la aplicación de modelos de Responsabilidad Social Empresarial puede ayudar a las empresas o emprendimientos a mejorar la imagen o aumentar el posicionamiento entre los consumidores un ejemplo de ello es que “entre 72 % y 79% de los mexicanos, se encuentran activos o comprometidos con la sustentabilidad, y el 42% de los consumidores, prestan atención al origen de sus productos.”

A las y los consumidores les interesa cada vez más ser responsables en la forma en la que consumen y la legislación mexicana lo ha dejado claro al apoyar diversas iniciativas que promueven la compra de productos más amigables, un ejemplo claro sucedió este año, millones de consumidores decidieron cancelar o dejar de consumir diversas marcas de cosméticos que experimentan o prueban con animales, uniéndose al movimiento internacional y realizando activismo digital por medio de las redes sociales, generando una presión mediática que llevo “por unanimidad con 72 votos a favor, en el Pleno del Senado de la Republica a la aprobación en lo general y en lo particular prohibir el uso de animales vivos en la producción, investigación, fabricación y desarrollo de cosméticos. Al presentar el dictamen a nombre de las comisiones de Salud y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley General de Salud y de la Ley Federal de Sanidad Animal.”

 

:

Actualmente la normativa mexicana en materia de Competencia Económica no prevé a la Responsabilidad Social Empresarial como una herramienta para propiciarla, dejando fuera los beneficios que podría tener para el sector empresarial y para los consumidores.

La Comisión Federal de Competencia Económica debería comenzar a dirigir sus esfuerzos a la búsqueda de nuevos modelos de gestión que busquen propiciar la competencia de una manera diferente a la que conocemos, ya que los cambios sociales y la transformación que requerimos como país y como planeta, debe tener apoyo de todos los sectores de la sociedad, propiciando mejorar las condiciones de vida de todos y todas. Por lo anterior, es necesario destacar que la normativa debe ser actualizada en la búsqueda de regular e incentivar que las empresas y emprendedores compitan de una forma donde el beneficio social del consumidor este más allá de adquirir el mejor producto o servicio de acuerdo a sus necesidades, sino que además al adquirirlo apoye o sume a la sociedad.

g179127663ae82cc8c96e14354606ac70f50ec906427edfa30404b36ef64b5be6225ceb330ab91cb94dcd419532d0754b_1920
  • Uno de los temas más estudiados dentro de los negocios internacionales desde su descubrimiento por Schooler a mediados de los años 60 es sin duda el denominado efecto país de origen. Con la globalización de los mercados y el incremento en el flujo de mercancías provocado por el incremento del comercio electrónico a nivel mundial dotan a este tema de gran actualidad.

    Papadopoulos y Heslop definen el efecto país como “el conjunto de fortalezas y debilidades vinculadas al país de origen que incorporan o sustraen el valor suministrado por una marca o servicio al fabricante y/o a sus clientes.”[1] El efecto país funciona como un efecto Halo, en donde el consumidor asocia ciertas características del producto o servicio a su país de origen, ya sea real o percibido.[2]

    [1] Papadopoulos y Heslop, 2003.

    [2] Han, M., 1989, S. 228.

:

:

Dentro del punto de venta, los consumidores evalúan los productos con base en una serie de indicadores, también conocidos como “cues” (señales o pistas) que le ayudan a identificar tanto sus características intrínsecas como extrínsecas[1]. Junto a los ingredientes, componentes, materiales, empaques, nombres de marca, colores, entre otros, también las frases “Made-In” han servido históricamente como un indicador de calidad.

Si bien es cierto estos “cues” orientan a los consumidores dentro del punto de venta, estudios demuestran que las frases “Made-In” tienden a pasarse por alto, y suelen orientarse por otros los elementos más visuales, como lo son colores nacionales, banderas, nombres en el idioma del país, ilustraciones de monumentos nacionales, estereotipos entre otros, no solo en el Packaging, sino también en la publicidad[2]. Estos permiten una comunicación mas directa y efectiva que la comunicación meramente escrita y además crean una conexión emocional mas directa con el consumidor

[1] Magnusson, P. et al., 2011, S. 456.

[2] Mai, R., 2011, P. 106,

 

[1] Papadopoulos y Heslop, 2003.

[1] Han, M., 1989, S. 228.

[1] Magnusson, P. et al., 2011, S. 456.

[1] Mai, R., 2011, P. 106,

 

¿En qué radica la importancia del efecto país de origen al momento de la internacionalización de las marcas?

Como hemos visto en las líneas anteriores los consumidores evalúan los productos con base en una serie de indicadores los cuales son determinantes al momento de tomar una decisión de compra. Por tanto, es necesario tomar en cuenta el modo en el país de origen de nuestras marcas es percibido por parte del grupo objetivo al que están dirigidas al momento de buscar aumentar su presencia en los mercados internacionales. Esto facilita enormemente la toma de decisiones relacionadas a estrategias de comunicación de marca por dos motivos principalmente. Si bien es cierto, las frases Made-In siempre deben estar visibles en las etiquetas por motivos legales, existen dos enfoques de comunicación de marca bien marcados. Por un lado, la llamada “Promotion of Country of Origin”, o sea la promoción o exaltación del país de origen y por el otro “Masking of Country of Origin”, que se refiere al ocultamiento premeditado del país de origen para evitar asociaciones negativas.

Imagen 1: Identidad de marca de IKEA basada en su país de origen.

Fuente: Ilustración elaborada por el autor en base a diversas imágenes encontradas en internet.[1]

[1] https://nation-branding.info/2009/07/08/brand-symbiosis-sweden-ikea/, https://www.mashed.com/99142/dont-know-ikea-meatballs/, https://www.ikea.com/gb/en/this-is-ikea/about-us/our-heritage-pubad29a981

Aquí es posible incluir los casos en los que una empresa produce un producto originalmente asociado con otro país y toma elementos prestados de su cultura de manera meramente estratégica para el enmarcado, usándolo de esta manera a su favor y confundir al consumidor.

 

Imagen 2: Parte trasera de un iPhone con la leyenda “Diseñado por Apple en California. Ensamblado en China.[1]

[1] Fuente: https://www.quora.com/Why-are-iPhones-made-in-China-and-not-in-the-U-S

Por otro lado, existen países que son asociados a estereotipos negativos relacionados con bajos estándares de calidad, problemas sociales, políticos, inseguridad, entre otros, que pueden ser traspasados a las marcas y/o productos o servicios. Marcas como Apple evitan a toda costa utilizar la frase “Made in China” e incluyen estratégicamente la frase “Diseñado por Apple en California, ensamblado en China” para evitar que el consumidor los asocie con el estereotipo negativo relacionado a la baja calidad de los productos chinos (en la mayoría de los casos  de manera injusta, pues también existen productos chinos de la mas alta calidad), y al mismo tiempo recalcar que son una empresa californiana de Silicon Valley, la capital mundial de la tecnología. (ver imagen 2)

[1] Nation Branding, 2009

Aquí es importante recalcar un fenómeno interesante, y es la denominada “provenance paradox“ o paradoja de procedencia que describe el enorme reto que enfrentan marcas con productos altamente competitivos pero provenientes de naciones que no los son y/o asociados a estereotipos negativos[1]. Uno de los ejemplos más conocidos es el relacionado con la marca venezolana de chocolates el Rey, la cual no ha podido posicionarse como una de las mejores del mundo, porque la alta calidad en la industria del chocolate es asociada únicamente con países europeos. Sin embargo, el cacao, la materia prima más importante en la elaboración el chocolate, solo crece climas tropicales, como el de Venezuela.[2]

[1] Dan, 2017

[2] Dan, 2017

En este contexto, en el caso especifico de México es importante reflexionar sobre los estereotipos asociados a nuestro país y como estos podrían afectar la competitividad de nuestras marcas al momento de intentar internacionalizarlas.

Si bien México es un país asociado con el colorido y la alegría, lamentablemente también cuenta con estereotipos negativos, no solamente relacionados con la inseguridad y narcotráfico, sino también la imagen extendida gracias a la industria del entretenimiento estadounidense en películas y medios de comunicación. Es recurrente la imagen caricaturizada del mexicano con sombrero, poncho, dormido bajo un cactus.

La marca mexicana de cerveza Corona es un ejemplo de una excelente manejo de imagen, y ha logrado internacionalizarse basando su estrategia de comunicación de marca que invita a tener un estilo de vida relajado, en la playa, posicionándose así como la cerveza extranjera con mas ventas en los Estados Unidos y una de las marcas lideres en ese mercado a nivel mundial.[1] En 2020 se enfrentó al gran reto de ser asociada con la pandemia COVID-19 con el que por medio de la campaña publicitaria  “Find your beach” (Encuentra tu playa) promueve el aislamiento responsable para evitar los contagios y expandir así la enfermedad.[2] (ver imagen 3)

[1] Dan, 2017

[2] Eduard, 2020

Imagen 3: Campana “Find your beach” de Corona.[1]

[1] https://eduard.substack.com/p/corona-3-find-your-beach

 

:

Conclusiones finales

 

 

El éxito o fracaso de las marcas en los mercados internacionales depende directamente la imagen que los consumidores tienen sobre el país de origen.

Todos los países son el resultado de acontecimientos históricos y culturales, los cuales están arraigados en las personas de cada país. Si bien es cierto, todos somos parte de la Globalización, en un contexto internacional también existen las imágenes y los estereotipos, y es adecuado utilizarlos a nuestro favor. Por tanto, llevar a cabo un análisis exhaustivo a través de estudios de mercado sobre las asociaciones que el mercado meta tiene sobre nuestros países es de suma importancia. Esto no solo nos permite entender el comportamiento de los consumidores del mercado meta, sino facilita la toma de decisiones relacionadas a comunicación, presupuestos, adaptación del producto entre otros.

Datos Del Autor

Víctor A. Moscosa Guzman, es consultor de Branding y diseño estratégico en Alemania, donde ha vivido por más de 10 años. Es profesor de la materia Branding & Marketing & Communications en el programa de cooperación entre la Universidad Mondragón y la Universidad Haaga-Helia. Tiene un Master of Arts en Marketing & Communication por la FOM Hochschule für Oekonomie & Management, la Licenciatura en Negocios Internacionales por la Universidad Autónoma del Carmen y un diplomado en publicidad efectiva por la Universidad del Noreste.

 

:

Referencias

Anónimo. (2009). The brand symbiosis of Sweden and IKEA. Retrieved July 8, 2021, from Nation-branding.info website: https://nation-branding.info/2009/07/08/brand-symbiosis-sweden-ikea/

Dan. (2017, May 1). The Provenance Paradox. Retrieved July 8, 2021, from Phdessay.com website: https://phdessay.com/the-provenance-paradox/

Eduard. (2020, March 12). Corona #3: Find your beach. Retrieved July 8, 2021, from Quarantine Chic website: https://eduard.substack.com/p/corona-3-find-your-beach

Han, C. M. (1989). Country Image: Halo or Summary Construct? JMR, Journal of Marketing Research, 26(2), 222.

Laroche FRSC, M., Papadopoulos, N., Heslop, L., & Bergeron, J. (2003). Effects of subcultural differences on country and product evaluations. Journal of Consumer Behaviour, 2(3), 232–247.

Magnusson, P., Westjohn, S. A., & Zdravkovic, S. (2011). “What? I thought Samsung was Japanese”: accurate or not, perceived country of origin matters. International Marketing Review, 28(5), 454–472.

Mai, R. (2011). Der Herkunftslandeffekt: Eine kritische Würdigung des State of the Art. Journal für Betriebswirtschaft, 61(2–3), 91–121.