No soy el único que se siente mal | Universidad Mondragón México

No soy el único que se siente mal

Por Anna Quiroz

Cuando hablamos de salud mental muchas veces se considera como algo malo. Sin embargo, es muy necesario en la adolescencia llevar acompañamiento psicológico. Pero, ¿qué es la salud mental?, la salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social; afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida. Así pues, hoy en día es algo que consideramos necesario atender.
Ahora bien, la adolescencia es un proceso que todos los seres humanos mayores a 13 años han vivido; sin embargo, hay tres tramos en los cuales se corta esta etapa. La primera, es un corte social, en el cual la sociedad en la mayoría de los países considerará que a los 18 años puedas elegir a un gobernador, ingerir alcohol, tabaco, conducir, entre otras cosas.

El siguiente corte es el corporal. A partir de que nacemos, nuestro cerebro incrementa de tamaño y genera nuevas redes neuronales (materia gris). Al cumplir los 13 años es el momento en el que más materia gris tenemos, pero al pasar esta edad las redes se empiezan a romper, aunque el cerebro sigue en desarrollo. Esto termina aproximadamente cuando tenemos 21 años.
Y el tercer corte, que es el que los psicólogos consideran que es el verdadero fin de la adolescencia, se da cuando nos volvemos independientes, no solo económica sino también, emocional y socialmente.

Hoy en día los adolescentes nos encontramos es todo este proceso en el cual nos enfrentamos a pasar por muchos cambios y encuentros de sentimientos, y, añadido a eso, estamos en medio de una pandemia la cual nos limita a hacer muchas cosas. Si en un momento de normalidad nos cuesta esta etapa, al sumar este factor todo se vuelve más complicado. Así pues, si era estresante la escuela, ahora lo es más porque estamos en un proceso de adaptación a un sistema distinto, a una forma de pensar distinta. El sentirse atrapados en la misma casa sin poder a hacer nada, el saber que el mundo es un caos afuera y tú solo estás acostado en tu cama. Este tipo de cosas son las que hacen que los adolescentes generen ansiedad, estrés o incluso depresión.

La salud mental no es un juego, ir al psicólogo no es para gente loca, a lo único que vas es a aclarar tus ideas y no sentirte tan solo. Otra buena idea para el autocuidado es empezar a hacer cosas que has querido hacer, pero no has podido: si tenías ganas de leer un libro que hace mucho no leías, hazlo; si tienes ganas de cocinar un pastel de chocolate, hazlo; si quieres ver todas las películas de Harry Potter, hazlo. Pero si de verdad necesitas ayuda, acude a un psicólogo; te ayudará como nadie más puede hacerlo

Author Details
Universidad MONDRAGÓN México