¿Y tú, cómo te ves? | Universidad Mondragón México

¿Y tú, cómo te ves?

Por: Sabrina Andrea Terrones Rodríguez - LP, 2° semestre

Imagina el momento en que te presentan a alguien totalmente nuevo, ¿sacas conclusiones incluso antes de que hablen? ¿Y qué hay de cuando los papeles se intercambian?, ahora tú eres el protagonista, ¿crees que ya saben algo de ti? La respuesta es: sí, las personas juzgamos la apariencia de alguien inconsciente o conscientemente, desde que lo conocemos y ¿sabes cuánto tiempo nos toma hacerlo? ¿Crees que toma minutos, acaso horas?

Usualmente pensamos que tenemos al menos unos cuantos minutos u horas para hacer una primera impresión, pero lamento decirles que no son horas ni minutos: Solo tenemos 5 segundos. Así es, 5 segundos para hacer nuestra única y primera impresión y a los 12 segundos alguien que apenas nos conoce puede identificar muchas más cosas de nosotros como la cultura, orientación sexual, clase social, la profesión y personalidad. Increíble, ¿no? Muchas personas piensan que los únicos que deben prestar atención a su imagen son celebridades o figuras públicas reconocidas; pues vengo a darles la primicia: no es así. La realidad es que todos deberíamos considerarnos y vernos como una figura pública, pues en verdad estamos expuestos TODO el tiempo (redes sociales, reuniones sociales, escuela, trabajo y más) lo que nos hace vulnerables a crear una reputación

 

Muchas veces quitamos importancia a nuestro aspecto, nos descuidamos o ni siquiera le prestamos atención. Pero resulta y resalta que la imagen influye en un 93% en cómo nos verán las personas. Claro que no es lo único que hay de nosotros, están nuestros rasgos especiales de personalidad, pero no todo mundo los va a conocer a fondo. Incluso piensa en la primera vez que viste a tu mejor amig@, a la persona que te gusta… no pudiste haberte fijado en algo que no fuera su imagen, pues no se conocían del todo. Si bien es algo superficial, es importante justo por eso: es como nos van a percibir de primera mano a quienes conozcamos o se atraviesen en nuestro camino y de esto dependerá la relación que quieran o no entablar con nosotros y viceversa.

Como pueden ver, solo tenemos UNA oportunidad de causar una buena primera impresión. Me gustaría invitarl@s a pensar en su imagen como algo más. No solo arreglarse o poner atención a ella cuando van a una entrevista, o algo más formal, sino que lo hagan algo parte de su vida diaria. A dejar de verlo como algo que pude ocasionar flojera y que se convierta en una preocupación, para nada. Les quiero compartir una pequeña fórmula para que lo vean como lo veo:

Tiempo invertido= Como me veo = me siento = es lo que los demás verán.

Es decir, si ustedes se ven bien, es muy seguro que se sientan bien con ustedes y eso es lo que proyectarán al resto del mundo.  Conviertan esa preocupación en ocupación y usen ese tiempo para sentirse empoderad@s y prepárense para salir al mundo y darles una probada a los demás de su belleza interior.

Author Details
Universidad MONDRAGÓN México