¡Asiste al próximo casting de admisión!
TU UNIVERSIDAD
TU COMUNIDAD
PROGRAMAS
ADMISIONES
[glt language="Spanish" label="ESP" image="no" text="yes"]
| [glt language="English" label="ENG" image="no" text="yes"]

LEGISLACIÓN MEXICANA Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL COMO HERRAMIENTA PARA IMPULSAR LA COMPETENCIA ECONÓMICA.

Por Franderson Margarito Barcenas Licon LD Séptimo Semestre

Podríamos pensar que existe poca relación entre la Responsabilidad Social Empresarial y la Competencia Económica, pues la percepción que tenemos de la misma puede ir ligada a los rasgos más comunes que analizamos en los productos o servicios como lo es: el precio, calidad o utilidad. Y no es errónea esta percepción, sin embargo, debemos comenzar a visibilizar y posicionar la importancia que debería tener el consumir productos o servicios que cuenten con un amplio sentido de responsabilidad social y que nos ayuden a disminuir las problemáticas sociales y económicas en las cuales nos encontramos.

La responsabilidad social empresarial (RSE) se ha convertido en uno de los aspectos relevantes para los consumidores, ya que se preocupan por el tipo de empresa que está detrás del producto o servicio que adquieren.”

En los últimos años hemos cambiado la forma en la que consumimos, y de la misma forma debería cambiar la manera en la cual las empresas y emprendedores compiten.

Debido a lo anterior nos percatamos que el máximo beneficiario de las políticas y acciones encaminadas a generar competencia, son los consumidores finales, tal como la COFECE lo menciona en reiteradas ocasiones en diversos textos de divulgación.

Teniendo claros algunos antecedentes nos encontramos con que la Responsabilidad Social Empresarial como un indicador o mecanismo para que las empresas compitan de una manera sana en la búsqueda de clientes, puede ser vista desde diversos ángulos:

económica a favor de la sostenibilidad, las empresas que la integren desde ahora en su modelo de negocio podrán adaptarse mejor para no quedarse atrás.”

 

:

[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Image_Widget»][/siteorigin_widget]
  • Como un modelo o política interna que propicie la Competencia Económica; 

La Competencia Económica tiene como beneficiario principal al consumidor, por lo que las empresas y emprendimientos deberían tener alineados a sus modelos de Responsabilidad Social Empresarial lo dispuesto en el marco normativo de la materia, en la búsqueda de tener una visión clara de la importancia que tiene seguir la ley y aplicar las normas de una manera correcta, garantizando un piso parejo para todos.  Por lo que debe existir congruencia interna en las empresas para destinar tiempo y presupuesto para el ejercicio de modelos de responsabilidad social empresarial, cuando los recursos provengan de una sana competencia y no de un abuso de poder y posicionamiento sobre otras empresas o marcas. 

De la misma manera existen diversas acciones que pueden ser incluidas en los modelos de responsabilidad social empresarial y que se encuentran alineados a la normativa, garantizando el cumplimiento de políticas internas que propicien la competencia económica, por ejemplo: 

  1. a) Cumplir con el marco legal en Materia de Competencia Económica, promoviendo las buenas prácticas y garantizando un piso parejo; 
  2. b) Cumplir con las sanciones impuestas, por la omisión de alguna disposición en la materia; 
  3. c) Colaborar con la autoridad investigadora sin entorpecer los procesos; 
  4. d) Promover el acceso a la información de los colaboradores sobre Competencia Económica, y sus beneficios en la sociedad; 
  5. e) Emitir recomendaciones a la autoridad competente, para mejorar los procesos, leyes y/o reglamentos referentes a la Competencia Económica.
[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Image_Widget»][/siteorigin_widget]

:

2. La nueva normalidad posterior a la pandemia del COVID 19 nos ha traído un antes y un después en todos los aspectos de nuestras vidas, incluyendo la forma en la que consumimos.

La generación de programas de Responsabilidad Social como una propuesta de valor para las empresas, les permite acceder a nuevos mercados que serán un engrane importante para la economía en un futuro, por ejemplo, el desarrollo de nuevas tecnologías, la economía circular, las energías renovables o la economía naranja. “Dado que en los próximos años viviremos una revolución

Por otra parte, propiciar la aplicación de modelos de Responsabilidad Social Empresarial puede ayudar a las empresas o emprendimientos a mejorar la imagen o aumentar el posicionamiento entre los consumidores un ejemplo de ello es que “entre 72 % y 79% de los mexicanos, se encuentran activos o comprometidos con la sustentabilidad, y el 42% de los consumidores, prestan atención al origen de sus productos.”

[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Image_Widget»][/siteorigin_widget]

A las y los consumidores les interesa cada vez más ser responsables en la forma en la que consumen y la legislación mexicana lo ha dejado claro al apoyar diversas iniciativas que promueven la compra de productos más amigables, un ejemplo claro sucedió este año, millones de consumidores decidieron cancelar o dejar de consumir diversas marcas de cosméticos que experimentan o prueban con animales, uniéndose al movimiento internacional y realizando activismo digital por medio de las redes sociales, generando una presión mediática que llevo “por unanimidad con 72 votos a favor, en el Pleno del Senado de la Republica a la aprobación en lo general y en lo particular prohibir el uso de animales vivos en la producción, investigación, fabricación y desarrollo de cosméticos. Al presentar el dictamen a nombre de las comisiones de Salud y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley General de Salud y de la Ley Federal de Sanidad Animal.”

 

:

Actualmente la normativa mexicana en materia de Competencia Económica no prevé a la Responsabilidad Social Empresarial como una herramienta para propiciarla, dejando fuera los beneficios que podría tener para el sector empresarial y para los consumidores.

La Comisión Federal de Competencia Económica debería comenzar a dirigir sus esfuerzos a la búsqueda de nuevos modelos de gestión que busquen propiciar la competencia de una manera diferente a la que conocemos, ya que los cambios sociales y la transformación que requerimos como país y como planeta, debe tener apoyo de todos los sectores de la sociedad, propiciando mejorar las condiciones de vida de todos y todas. Por lo anterior, es necesario destacar que la normativa debe ser actualizada en la búsqueda de regular e incentivar que las empresas y emprendedores compitan de una forma donde el beneficio social del consumidor este más allá de adquirir el mejor producto o servicio de acuerdo a sus necesidades, sino que además al adquirirlo apoye o sume a la sociedad.

Facebook
Twitter
LinkedIn

– Enfrentar los retos y asumir riesgos.

– Creer que todo puede mejorar y pensar diferente.

– Diagnosticar con efectividad las oportunidades de mejora y las trabajamos en equipo.

– Diseñar, planear e implementar soluciones.

– Aceptar el cambio como mecanismo necesario e imprescindible en la vida.

– Buscar la diferenciación e impulsar el potencial creativo de las personas.